sábado, 26 de enero de 2013

Motivos de mi Baja en la Junta de Distrito nº 3 de Alcorcón.

 
*La anterior Corporación municipal al final de sus últimos años de mandato, se embarcó en una alocada construcción de cosas, que gran parte de ellas la ciudadanía ni tan siquiera le demandábamos, (entre otras el CREAA, eliminación aparcamientos en superficie, calles de coexistencia, carriles bici por el centro de la Ciudad, invadiendo aceras, etc. etc.) y aún menos en la proporción que ellos las producían, (léase: plazas de garajes y viviendas, al día de hoy tienen aún por venderse, 450 viviendas y 2.500 aparcamientos)
Cuando algunos empezamos a plantearles los problemas reales que nos estaban originando, en la mayoría de los casos no nos atendían, pues sus metas no eran las nuestras, eran otras y se encontraban en pleno delirio de grandeza del ladrillo y no disponían de mucho tiempo para poder atendernos en otros menesteres, ni medir adecuadamente todas sus acciones.


Así fue, como empezaron a surgir todos los problemas que hemos heredado, amen de la deuda astronómica que nos han legado de 612 millones de euros, la cual no han querido aún reconocer, ni tampoco llegar a pedir perdón, por todo el daño que nos han hecho en relación con la misma.
De las más de 25 cosas que les planteé en nuestro barrio, el balance fue totalmente negativo, ya que solamente nos resolvieron una, aunque eso sí me dieron las gracias por escrito, al haberles informado: Que el disco y paso de peatones de la Avenida de Cantarranas, esquina con Carretera de Leganés, lo habían instalado ambos de forma incorrecta y en este caso, sí que lo llegaron a corregir, posiblemente porque esto era de obligado cumplimiento, y se habían detectado ya problemas de circulación en relación con el mismo.

*La actual Corporación municipal y en honor a la verdad, aunque han mejorado sensiblemente algunas cosas, al menos en lo que personalmente conozco, tengo que reconocer que en lo que a mí respecta, me han dado medios para poder dirigirme directamente a ellos, con más prontitud, cosa que desde aquí les agradezco, pero no todos los contactos y exposiciones que les he efectuado han sido los apetecidos.
Desde el día 26/08/2011 una vez pasado los 100 días de gracia, les he expuesto por escrito 18 cosas, de las cuales 7, sí que las han arreglado, pero las 11 restantes no, y en la mayoría de ellas, ni nos han contestado.


Lógicamente hemos renunciado también a plantearles otras cuestiones, que se podrían llegar a hacer,  para mejorar determinadas cosas de nuestra Ciudad, ya que estas son de mayor calado, y en función de las circunstancias económicas que tiene nuestro Ayuntamiento, sabemos que las mismas no son actualmente viables. Asimismo sabemos que si se les plantean solamente algunas de ellas, aunque tan solo sobresalgan un poco, acuden rápidamente a escudarse en la frase ya archiconocida del “No tenemos presupuesto para eso” cosa que en algunos casos podemos entender, pero lógicamente no en todos.
Con fecha 27-09-2012 solicité mi incorporación a las Juntas de Distrito, con la esperanza de buscar otro camino, para seguir insistiendo en los arreglos de todos aquellos problemas que tenemos aún pendientes de solucionar en nuestra barriada y que son más urgentes.
He asistido a tres reuniones y de 2 cosas que les tenía planteadas, dada la prioridad de las mismas, solamente han arreglado una, pero de forma un tanto chapucera, cuando su coste no es más de 40.- Euros.
Pero la otra que a mi entender sí que es algo necesario, y de obligado cumplimiento, ya que afecta a la seguridad del quiosco de la ONCE de una persona invidente, y siguen sin atendernos a cuanto le hemos expuesto, a pesar del tiempo transcurrido.


Por este motivo, el día 15 de Enero, asistí a la última reunión, como Vecino, y me marche incluso antes de terminar la misma, ante la fuerte discrepancia que mantuve en relación con este asunto, con su Concejal Presidente, ya que a pesar de que en el acta de la Sesión Extraordinaria del Consejo de Participación Ciudadana de la Junta de Distrito nº 3 celebrada el día 6 de Noviembre de 2.012, figuraban lo siguiente:

““El Sr. García Biedma ruega que se solucione la problemática del kiosco de la Once en la travesía de San Luis con la Pza. Hispanidad. El Presidente indica que se compromete a solucionar el problema con el Concejal de Mantenimiento, ya que no se puede consentir que los coches aparquen tan cerca del kiosco.””


La alegación final en esta reunión por parte del Presidente fue la siguiente:

“”que si se hacía como solicitábamos se iban a eliminar 3 plazas de garaje.””

Muy enfadado por mi parte en relación con la desatención que estaba observando en este caso, llegué a la conclusión de que era mejor desistir de seguir asistiendo a esta Participación Ciudadana, que por lo que he visto, a nada nos conduce, y por tanto DIMITÍ así sin más, aunque seguiré luchando desde otros ángulos, pero visto lo visto, que duda cabe que con menos esperanzas.

En un próximo artículo expondré todos los razonamientos, y fotos sobre este asunto del quiosco, que ha motivado mi renuncia a no seguir participando en esta Junta de Distrito.

++++++++++++

Pedro García Biedma




1 comentario:

EQUO Alcorcón dijo...

oido cocina....queremos decir: Leido