viernes, 22 de marzo de 2013

CORRUPCIONES, a Diestra y Siniestra.



Últimamente está apareciendo de forma diaria, tanto en prensa, radio, como T.V., el asunto estrella del momento:
La CORRUPCIÓN en nuestro País, que nunca se acaba. Por lo que vemos es ya como una gran metástasis que se extiende por todo el cuerpo social y que no se puede eliminar quitándole solo un ojo, pues se encuentra firmemente arraigada entre los dos.

A veces resurgen estas historias de corruptelas con más fuerzas.
En esta ocasión lo han hecho al hilo de los llamados casos Urdangarín, Gürtel y Barcenas, entre otros. Sobre el particular nos podemos preguntar muchas cosas, entre ellas ¿A quién le interesa abrir de esta forma la caja de Pandora?
El motivo principal pudiese ser, la lucha por el poder, el clásico quítate tú que me pongo yo, y que al final se traduce en la otra parte al conocido ¡Y tú EREs más, Ave, Filesa!

Que autoridad moral puede tener un Partido político que acusa al homónimo, si ambos están igualmente llenos de corruptelas. Que ejemplo moral pueden darnos cualquiera de ellos, cuando el fiscal general del Estado, ha informado recientemente que de las 730 causas que se encuentran actualmente abiertas, por Corrupciones contra los partidos políticos, corresponden: 264 al PSOE, y 200 al P.P. El resto son de los otros partidos.
Aunque nadie duda que en la trastienda existirán cientos de casos más.

Con todas estas cosas, nuestra democracia se está deteriorando a pasos agigantados, y de forma muy alarmante. Es un verdadero desastre, al que hay que poner remedios, con seriedad y rigor, en los Tribunales, dejando los protagonismos periodísticos y políticos para otro momento.
En la actual situación económica de España, donde ya tenemos cerca de 6 millones de personas sufriendo la lacra del paro, algunos se empeñan tan solo en seguir buscando líos permanentes, que nos están perjudicando económicamente.

¿Tenemos esperanza de que esto se arregle?

Pues No, ya que lo que no están haciendo ninguno de los dos partidos principales, es aunar esfuerzos buscando soluciones juntos y de verdad, para terminar con toda esta lacra, que en el futuro eviten estos casos de corrupciones, depurando de forma inmediata en sus filas el más mínimo atisbo sobre las mismas.
Mientras no se haga así, no tendremos solución, y al final en el contexto internacional, estas historias afectarán negativamente a nuestra ya maltrecha economía.

La lucha contra la corrupción, es uno de los principales problemas que tenemos en nuestra sociedad a todos los niveles, tanto económico, como general. Pero lo peor es en el ámbito político, pues teóricamente deberían ser los guardianes del orden. Por tanto, se hace prioritario regular claramente todo esto por el bien común.

Pedro García Biedma



1 comentario:

C S Peinado dijo...

Al final habrá que arreglar las cosas por las bravas. No se podía esperar que en el país de la pillería, España, el dejar la llave del corral público al lobo politicastro dejara buenas vibraciones.

Tenemos justo lo que nos merecemos.

Un saludazo.