lunes, 28 de febrero de 2011

Reflexiones sindicales


Mis reflexiones sobre los movimientos Sindicales.
He sido invitado por un buen amigo de Alcorcón, a participar con nuestras reflexiones sobre los sindicatos actuales y que vamos a efectuar al unísono en diferentes Blogs, cada uno a su leal saber y entender.
En mi caso voy a tratar de mostrar mis impresiones sobre este asunto, y entiendo perfectamente que cada uno tenga su opinión al respecto. Por desgracia esto se encuentra de rabiante actualidad debido a la grave crisis económica que estamos padeciendo y que a su vez se nos enmaraña y complica todo.
Que duda cabe que el actual modelo sindical español está siendo fuertemente atacado por diferentes lados, como consecuencia de las posiciones que defienden y son una gran parte quienes tachan a los representantes de los trabajadores de medradores del sistema.
Personalmente creo que no todo es verdad, ni mentira, en torno a lo que se escribe sobre el particular, pues como en la viña del señor entiendo que habrá de todo, sindicalistas honrados y entregados a la causa y otros que van solamente a sacar provecho de las circunstancias del momento, como en todos los sectores.

Sobre este asunto me surgen muchas preguntas, a las que me gustaría tener una eficaz respuesta:

¿Qué está fallando en nuestro movimiento sindical?

¿Es un buen sistema la negociación colectiva actual, o es algo rígido y fuera del tiempo en cuanto a la productividad y competitividad, como proclaman otros?
*Alegando fundamentalmente que suben los salarios aunque caiga la demanda, como denuncian los empresarios, por los acuerdos en la negociación colectiva y eso manifiestan que puede llevar a la quiebra a muchas empresas.

¿Qué deberían ser, y son en teoría actualmente los Sindicatos?
*Ante todo tienen que ser Libres, independientes y democráticos.
Una organización integrada por trabajadores de una misma actividad, que se asocian para poder defender responsablemente y mejor todos sus derechos y así poder hacerlo dentro de la lógica deseada:
-Abanderados por de la defensa del trabajador, la justicia social y el encuentro con la empresa para racionalizar y defender toda la problemática que se les presenten a los trabajadores de forma sensata y lúcida, con el objeto de poder defenderlos en la distribución, racionalización y retribución de su trabajo, ante los abusos que muchas veces se cometen por parte de las respectivas empresas o patronos y también tener la posibilidad de llegar a fomentar la calidad de los distintos trabajos.
-Deben ser totalmente participativos y estar dispuesto a atender siempre a sus afiliados.
*Dentro de sus funciones se encuentran entre otras cosas:
-El poder servir de intermediarios entre el patrono y los trabajadores afiliados, para defender mejor sus derechos como asociados (y tratar de mejorar la calidad y las condiciones de su trabajo, así como el sueldo).
-Velar por los intereses de los trabajadores (sociales, económicos y profesionales) y pactar los convenios con las Empresas.
-Negociar en nombre de sus afiliados los salarios, horas laborales, condiciones de trabajo, etc.
-Representar y asesorar a sus afiliados ante todos los problemas que tengan, o puedan tener en sus respectivos trabajos.
*Deben ser dialogantes y buscar siempre la mejor solución ante las justas demandas de los trabajadores.
-Y asimismo responsables y realistas con la situación económica de cada momento, pero ante todo tienen que ser siempre solidarios.

 

¿Qué no deberían ser, o hacer los Sindicatos?
*Gregarios, ni correa de transmisión de ningún partido político, ni de idealismos trasnochados y conflictivos, para así poder conseguir sin estos lastres un mejor y justo sistema económico.
Mi apoyo en todo lo que sea para buscar unos nobles fines.
Mi desencuentro en todo lo que signifique conformismo, entreguismo, medrar, manipular y vegetar en el trabajo que deben de desarrollar en defensa de los trabajadores.
*A veces el gran problema es cuando los trabajadores de un sector determinado piensan o creen que lo idóneo es una cosa y los Sindicatos piensan que es otra. Se podrá decir que para eso están las asambleas, las votaciones, referéndum, etc., pero al final siempre hay alguien que puede manipular, o exagerar las cosas por diferentes intereses contrapuestos.
Esta claro que no hay nada mejor que llegar a buenos acuerdos para todas las partes y que estos sean ponderados, evitando todo tipo de insensateces y extremismos.

 

Opiniones que tienen algunos trabajadores sobre los sindicalistas.
*En líneas generales no es muy buena, ya que para algunos son unos aprovechados o vividores de su situación como delegados sindicales y sobre todo si los ven que están liberados en sus respectivos puestos de trabajo, desaparecen y no conectan con ellos.
*Que no deben promover manifestaciones absurdas o de marcado carácter político como tantas veces han sucedido.
*A veces se reivindican cosas que no tienen nada que ver con el bienestar real de los trabajadores.
*Deberían tener a gentes bien preparadas para poder defender a los afiliados.
-Promover la preparación de los trabajadores.
Ser fieles defensores para que se garantice el sistema público de pensiones, evitando derroches en este sentido y ejerciendo un control serio, para que no se esquilmen nuestros recursos y poder así garantizar en el tiempo el pago de estas prestaciones, ya que la tendencia futura es de una clara disminución del número de cotizantes y un aumento del de los pensionistas.
*Las cuotas de los afiliados deberían ser teóricamente el único ingreso de las centrales sindicales y gastar en función de los mismos, como hacemos cualquier hijo de vecino.
-Se sabe por estar así publicado que las subvenciones otorgadas a los sindicatos en el 2009 fueron de 15.798.500.-€uros (mas de dos mil seiscientos millones de las antiguas pesetas)

¿Es totalmente necesaria esta voluminosa ayuda?
Pues parece ser que en el caso de La CNT no lo es, y han renunciado de forma expresa a este tipo de financiación, para poder mantener así su independencia económica.
-Bien es verdad que también hay otras organizaciones como La FAES, C.E.O.E. La Iglesia, La Casa Real y Los Partidos políticos, que también están subvencionadas por el Estado.
*Los sindicatos alemanes están orgullosos de autofinanciarse con las aportaciones de sus afiliados, ya que así no dependen de ningún partido político.
Por el contrario en este sentido los sindicatos españoles se muestran en general complacientes y a tenor de los parámetros anteriores, me da envidia estos resultados de tipo laboral:
*La tasa de paro en Alemania está por debajo del 7% y la española cercana al 20%.

A la vista de estos tristes datos, me vuelvo a preguntar y lo hago en general:

¿En qué estamos fallando?

*Los “liberados sindicales” pueden ser necesarios, ya que tienen que desplazarse, preparar convenios, atender a los trabajadores y múltiples cosas más, el problema es su control y efectividad, y que no sobrepasen unas cantidades para este fin que no sean lógicas.
Sin embargo las cifras que se barajan actualmente son de 203.000 “liberados sindicales” en toda España, esta cifra según dicen parece que puede ser excesiva, y cobran asimismo el sueldo de la empresa para la que trabajan y no del sindicato. En estos tiempos de crisis se tendrían que reducir estas funciones de forma muy considerable.
-Afortunadamente he visto que una vez que tenía escrito este artículo, una reseña en el periódico Gente en Madrid, en la página 3 (del 18 al 25 de febrero de 2.011) donde aparece la siguiente noticia:
Comunidad y sindicatos acuerdan reducir un 60% las horas sindicales y recortar 2.000 liberados.”
ENHORABUENA y que sea por el bien de todos, lo único que posiblemente nos falte sea una política general en este sentido para todo el estado español.

*Mi conclusión final:
*A pesar de todas las divagaciones que he efectuado, afirmo que los Sindicatos son totalmente necesarios, eso sí a veces deberían de autocensurarse, analizarse y buscar siempre lo mejor para los trabajadores, empresas y la economía en general.
Tengo mi pequeña experiencia en este sentido, cuando era joven y empezó esta lucha democrática para erradicar los manejos y manipulaciones del sindicato de aquella época llamado vertical, traté algo sobre el particular, he tenido mis vivencias en esos duros momentos, y milite también en uno de los sindicatos que surgieron en la etapa democracia. Conozco las dificultades que todo esto conlleva, y a veces fueron gratificantes, sobre todo cuando te quedaba la satisfacción del deber cumplido, aunque en otras pude llegar hasta pensar que no merecía la pena.
*Estas son mis sensaciones, mi pequeña experiencia sobre este importante tema, que expreso en síntesis aquí como Vecino Por Alcorcón.
*Una faceta donde deberían intervenir y participar más los sindicatos y que hasta hace poco realmente no han podido gestionar e intervenir adecuadamente, es en La Formación del empleo.
*Pero también quiero decir que los Sindicatos tienen toda una historia a sus espaldas, un sacrificio que a veces no vemos y que tampoco queremos ver y que no respetamos ni valoramos.
Los sindicatos han sufrido mucho y han aprendido otro tanto, desde aquí solamente les deseo simple y llanamente lo mejor, porque eso seguro que redundará en el beneficio de todos nosotros.
Mi humilde deseo es que a pesar de las diferencias, entre todos podamos no solamente contribuir a clarificar esta situación, sino también los grandes problemas que en general tenemos en nuestra sociedad.

+++++++++++

Pedro García




Otras reflexiones sobre este mismo tema y que hemos acordado escribir al unísono las podéis ver en los siguientes Blogs:

http://colectivogomarrota.blogspot.com/2011/02/reflexiones-sobre-sindicalismo.html

http://arian-seis.blogspot.com/2011/02/rojo-los-sindicatos-ya-no-son-lo-que.html

++++++++++++++

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Comparto sus planteamientos en rangos generales.

En España los Sindicatos de clase jugaron, un papel importante en los años finales del Franquismo, durante la transición y durante el Gobierno de la UCD.

Pero creo que por diferentes causas, a partir de segundo Gobierno de Felipe Gonzalez, estos se desubicaron y entraron en unos argumentarios políticos que le alejaron de sus bases y su representados, acercándose a posicionamientos políticos y siglas concretas, que carecían de sentido en un País, pluripartidista con la democracia instaurada.

He visto a grades Sindicalistas y amig@s, apartarse o ser apartad@s por defender posturas mas distantes de los posicionamientos partidistas concretos. Y la subordinación ni a ellos ni a las subvenciones.
Y defender mas los interese de sus bases a nivel concreto.

Y esto no se puede achacar solo al centro derecha, en esto quien ha tenido mas culpa ha sido la Izquierda y sobre todo el PSOE y tras la salida casi Forzada de Nicolas Redondo Y posteriormente de Marcelino Camacho, las propias cúpulas y los cuadros intermedios.

El tema es reconducible, es una cuestión de normativa, pero si no renuncian a la subordinación a partidos concretos y el planteamiento final pasa renunciar en gran medidas a las subvenciones y ser mas auto financiados por las cuotas.

En fin que cada uno aguante su vela.

Wasabi

Pedro García dijo...

Yo jamás he estado en el lado azul del sindicalismo, aunque en su día me lo ofrecieron, pero que por dignidad no acepte y perdí mucho con ello.

*Tan solo he estado como afiliado en la U.G.T. sobre la que guardo algunos recuerdos, pero más que de la organización, de los compañeros que formábamos parte en aquel momento y trabajabamos unidos codo con codo, tan solo eso.

Pero sí me gustaría que los que han estado en el llamado lado del Rojo, “como dicen algunos con la boca llena” que me contestasen sinceramente y sin dogmatismos, a algunas de las preguntas que me preocupan y que aquí les he expuesto.

Y que asimismo me digan:
¿Qué son actualmente los sindicatos, si no son lo que eran?
Saludos,

Pedro García

piluka dijo...

tienes mucha razón sobre los sindicatos,apoyo todo lo que estais haciendo.por lo menos se ve que os preocupa de verdad vuestro pueblo.

DUENDE VERDE dijo...

muchas, muchas, muhas enhorabuenas

......YO.....lo digo. dijo...

Enhorabuena, PEDRO.
Interesante reflexión.

Pero ya queda muy poco de ese Sindicalismo histórico y puro, al que haces mención.
Ya solo queda ese Sindicalismo rancio y fuera de toda realidad, totalmente desubicado

Estos dos nombres lo dicen todo:
Cándido Méndez
Fernández Toxo