martes, 27 de diciembre de 2011

Tu mensaje sigue siendo algo.



Un Algo determinado, ofrenda que no se ve
pero que se percibe y te mueve
en el espacio rompiendo distancias.

Es Algo que penetra en tu ser, que colma e invade
y que te empapa y serena el alma,
la hace nueva, elevándola ante azules mares.

Ese Algo que te arranca del suelo y sujeta
por encima del eco, reviviendo momentos que colman
y que te placen poder consumarlos.

Siempre Algo que transporta en el aire y el agua
en esas sustancias que necesitamos para el cuerpo
y entre luces de sonidos para los sentidos.

                                         ***
Jóvenes y mayores creen que tu nombre se va olvidando
dentro de los desiertos que siembra el tiempo,
pero tu mensaje sigue ahí, es Algo siempre eterno.

En la llama del dolor con el que tanto sufriste
necesitamos hacernos río, alimentarnos en tu fuente
y respirar tus dolencias para saber también sufrirlas.

Sí, tu entrega ha sido un ejemplo, el supremo gozo
y tu gran Amor nos llegó como un regalo desde el cielo;
sólo nos quedas Tú y el silencio es nuestra respuesta.

Únicamente eres Tú, la verdad que nunca se apaga
dentro de una luz, la de tu mensaje hecho entrega
que nos llama siempre y en todas partes.

Sedientos de caminos queremos soñar un descanso
y calmar los temores y las dudas sobre la existencia
que sólo con tu ayuda conseguiremos hacerlo.


 
                                ++++++++++++

2 comentarios:

Anónimo dijo...

esta bien.
miguel gil de equo alcorcon

Pedro García dijo...

LA CLAVE DEL POEMA:
Tu mensaje sigue siendo algo.

Un Algo
Es Algo
Ese Algo
Siempre Algo

J
E
S
Ú
S